17/12/14

Prueba: Volkswagen Touran 1.4 TSI-140 Comfortline

Esta prueba la hice hace ya tres años, pero el modelo sigue aún vigente y además es uno de los monovolúmenes compactos más vendidos a pesar de sus años. Sigue leyendo, y sabrás por qué.


Por fuera
A ver, enamorar, lo que se dice enamorar, no enamora. No puedo olvidar que es un modelo que lleva a la venta desde 2003 (sí, por mucho que digan lo contrario, el que venden ahora es el segundo restyling del original de aquel año). Además, sus formas son excesivamente cúbicas, lo cual viene bien para aprovechar el espacio interior al máximo (puede incluir una tercera fila opcional y así poder llevar hasta 7 personas en su interior), pero estéticamente no ayudan. Si a eso sumamos unos faros típicamente VW y unos pilotos poco originales y también típicamente VW... Pues no sé si por la estética te decidirás por él. De todas formas, tampoco es desagradable, así que no es descartable sólo por este motivo. Pero ya se le notan los años...


Por dentro
Pues más de lo mismo. Su diseño ya deja notar el paso del tiempo, aunque los acabados, los materiales y los ajustes no admiten crítica alguna. Eso sí, que haya mandos compartidos con el Golf 5 (o Golf V) nos recuerda que el modelo es ya algo más que veterano. Pero bueno, los acabados están muy bien y su funcionalidad no admite críticas.


En las plazas delanteras hay sitio más que de sobra, teniendo anchura y altura aptas para personas altas y/o corpulentas. Los asientos parecen sencillos a la vista, pero son cómodos y no dejan que el cansancio aparezca antes de la cuenta.


En las plazas traseras (la versión probada era la de 5 plazas, no disponiendo de la tercera fila opcional) también hay espacio más que suficiente, tanto en anchura como en altura o en espacio para las piernas. Vamos, un buen coche familiar; ventajas del diseño cúbico que te mencionaba anteriormente. Y el maletero también es muy grande, de los mayores del segmento, y con un plano de carga bajo. Eso sí, cuidado al abrir el portón, que es muy grande.


En marcha
La unidad probada llevaba el motor de gasolina de 1.4 litros, inyección directa y turbo. Vamos, que fue de los primeros en apuntarse a la moda del "downsizing". ¿Sería suficiente este motorcillo para semejante mamotreto? Pues no sólo es suficiente, es que a muchos conductores tipo de monovolúmenes les sobrarán caballos. Basta con decir que, en 6ª marcha, a 140 km/h pisaba el acelerador y el coche seguía ganando velocidad sin problemas (sin ser una bala, que 140 CV tampoco son tantos, pero sin ser lento). Vamos, que de prestaciones anda más que sobrado. Y, además, sorprendentemente no es demasiado gastón. Vale, el consumo homologado lo conseguirás cuesta abajo y con viento a favor, pero para ser un monovolumen de gasolina con turbo y potencia intermedia está bastante bien.


De comodidad también muy bien, ya que la suspensión absorbe bien los baches y además el ruido que se escucha en el interior del coche es bastante bajo. Lo que no me gusta es la dirección, típica de VW, tan blanda que puedes moverla con un dedo. Vale, para ciudad bien, pero en las autopistas alemanas a toda velocidad yo agradecería un poquito más de firmeza y que fuese algo comunicativa (parece que llevas un volante de videojuego).


Equipamiento y precio
La unidad probada no se puede adquirir en España, ya que llevaba un equipamiento diferente. Lo más parecido actualmente sería el 1.4 TSI 140 Advance (que lleva mucho más equipamiento que la versión probada), que tiene un precio de 28520 €.
Los elementos de equipamiento más importantes incluidos de serie son climatizador automático bizona, espejos plegables eléctricamente, llantas de aleación de 16", radio-CD con MP3, faros antiniebla con función giro, sistema de aparcamiento asistido, techo panorámico, lunas oscurecidas, respaldo del pasajero abatible, sensor de lluvia, sensor de luces, antibloqueo de frenos, control de estabilidad y tracción, sistema de arranque en pendientes, testigo de presión de neumáticos y volante de cuero.
Como opciones interesantes, la tercera fila de asientos por 810 €, rueda de repuesto de tamaño normal con llanta de aleación por 335 €, alarma antirrobo por 395 € y el paquete "xenón plus" por 1045 €.
El descuento oficial y los paquetes de equipamiento que se regalan dejan el precio en 27465 €, lo que sigue siendo una cantidad elevadísima tanto para el segmento como para el modelo en sí (que sí, que es un VW, ¿y?). La parte buena, que como ya es un modelo próximo a su renovación, en el concesionario se pueden conseguir unos precios entre 4000 y 5000 euros más asequibles y que ya lo acercan a lo habitual del segmento.


Conclusión
Ahora que está próximo a su renovación, y que el nuevo Golf Sportsvan le está haciendo mucha competencia en su propia casa, es buen momento para comprar este modelo si lo que necesitas es espacio y puedes vivir con su anodina estética. En carretera va estupendamente (salvo la dirección), y el motor es solvente y no demasiado gastón.


  • A favor: habitabilidad, maletero.
  • En contra: precio elevado, estética desfasada.


El resto de las fotos, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un blog sin opiniones no es nada, así que deja la tuya. ¡Gracias!